martes, 23 de agosto de 2016

VOLUMEN IV CUARTO AÑO

El 15 de junio recibí este mail:

"Buenas noches Mar,

Me han hablado de la asociación, y me ha parecido una idea genial la que has tenido.
Te comento la causa en la que me he involucrado:

Se trata de dos hermanos con la esclerosis lateral amiotrófica (ELA) y de edades diferentes, Elsa de 10 años y Mario de 3.
Eva, la madre, ha podido salir adelante sin ayuda con Elsa, aunque no fue fácil, pero al nacer Mario lo ha intentado y ya no le quedan fuerzas.
Sólo piden habilitar su vivienda para facilitar la vida a todos los miembros de esta familia tan buena.

Por cierto, soy de Aranjuez y me ha comentado vuestra asociación Coral Lalanda.
Gracias simplemente por leerme y por lo que hacéis por los demás.

Un saludo,
Begoña Abad"

Mi respuesta no pudo ser otra:

"Cuenta con ello. 
Tienes nuestro apoyo, más viniendo de Coral
Te mando lo que hicimos para los afectados del ELA:
El mes que viene, se lo dedicamos a Elsa y Mario.
Un beso"





África Sánchez, nuestra escritora solidaria, nos regaló su prólogo como la edición de su libro "Poemas condicionados".

 
Gracias, África

"Queridos amigos, familia de este maravilloso juego literario del que por fortuna Mar Olayo nos ha hecho partícipes, escritores, socios, lectores, curiosos puntuales…todos, este mes lo dedicamos a E.L.A. (Esclerosis Lateral Amiotrófica ), una enfermedad neuromuscular en la que la musculatura voluntaria, al avanzar la enfermedad, va gradualmente disminuyendo su funcionamiento, los primeros síntomas suelen manifestarse en la región bulbar. Sus causas son de momento desconocidas aunque se investiga sin parar, de hecho, han encontrado recientemente algunos agentes bloqueantes del glutamato que podrían al menos ralentizar la progresión de la enfermedad aunque no la cura.
Podría contaros mucho más porque he vivido la dolorosa experiencia de cerca, pero quiero centrarme
en las personas a quienes queremos ayudar, en la medida en que la voluntad de hacerlo nos lo permita. Aprovecho para, desde esta maravillosa plataforma, mandar al universo un personal homenaje y recuerdo a mi amiga y compañera Charo, siempre presente en mi mundo afectivo, a sus hijos, Javier y Violeta en agradecimiento por lo bien que han llevado la enfermedad de su madre y su posterior ausencia física y a los amigos que de una u otra forma han estado a su lado.
Hoy, una madre coraje, Eva, que luchando de forma admirable y ejemplar, va saliendo adelante con Elsa, ( 10 años ) venciendo todas las dificultades que E.L.A. pone a su paso, necesita y mucho de nuestra ayuda pues Mario ( 3 añitos ) también padece la enfermedad y se duplica la lucha. Necesitan entre otras cosas, habilitar la vivienda para que la movilidad y su vida en general, sea un poco más fácil.
Desde este espacio donde colaboramos todos de formas distintas… escribiendo, con dinero, no importa el cómo ni el por qué y, desde el que yo personalmente navego en agradecimiento al corazón solidario que me ha invitado a participar, (Mar, de nuevo, gracias, sé que es sólo una palabra, pero no te imaginas cuanto entraña ) haremos fuerza común para que esta familia pueda recibir algo, de lo mucho que necesita.
Sin extenderme más, sólo rogaros que no dejéis de escribir, la razón es lo de menos, dejaros llevar… Mi referencia va para el Sr J. Francisco Mencía, aunque no toque el nirvana ni falta que hace, haciendo mía con su permiso, la frase de la abuela de su mujer, "La compañía, Dios la amó".
Eva, Elsa, Mario, os acompañamos en afecto y colaboración a través de CINCO PALABRAS, no estáis solos, nuestra ayuda os pertenece este mes en especial y siempre. Mar Olayo, te abrazo en nombre de todas aquellas causas que has hecho nuestras y por las que algo bueno habremos hecho.
Queridos amigos, la vida sigue…sigamos."




Gracias a todos los que habéis venido a nuestro concierto solidario.

El teatro entero alzaba la mano mientras gritaba: ¡CINCO PALABRAS!









 Las palabras de este mes fueron:
 

Primera semana: CABALLO  TRIBU  ÁFRICA  ACACIA  PATA

Nos regaló las palabras Eduardo Lostal Piñero, escritor y fotógrafo:



Segunda semana:  LEÓN  ILUSIÓN * RAIFORD  MANDIOQUIÑA  **ÑAMARA

No cocinaron las palabras Javier y Sergio Torres:





* También llamado Raíz de Raifort
Salmón marinado con raíz de Raifod por los hermanos Torres RECETA
** ÑAMARA. ¡Gracias Nina!
 
 
Tercera semana: MUJERES  DIGNIDAD   LIBREPENSAMIENTO  LEALTAD  INSUMISA
Las palabras de Miguel de Cervantes a través de Inma Chacón.  Las Cervantas



 
Corral de la Comedia de Almagro 


 


Pronto en el Matadero de Madrid

Inma Chacón Soledad Olayo, Gracia Olayo José Ramón Yael Belicha Clara Berzosa Chacon Irene Ruiz Fernando Soto


Soledad, Gracia, Juan Antonio Tirado,
Gracias

 
Cuarta semana: LIBERTAD  CREATIVIDAD  AMOR  DUENDE  NAMASTÉ   

 El mundo del flamenco y el mundo del jazz se fusionan en solidaridad con CINCO PALABRAS.
 Antonio Lizana nos cantó las palabras de esta semana.


GalapaJazz.

Gracias César Fernández, Mónica Rodríguez y Juan Antonio Tirano,
ONDA CERO SIERRA  por esas tardes de ARTE.






 
Últimos días: CEÑIR  ARRIBAR  ARMONÍA  APRECIO  MISTERIO
 


Esta semana mandó las palabras el actor Simón Andreu a través de su hija Cristina

 
Si quieres leer nuestros relatos solidarios y ayudar a esta causa, puedes adquirir el VOL. IV Cuarto año aquí:


Donación 5 euros ó la voluntad

Forma de pago:

 

1-. Transferencia bancaria:

ING DIRECT

Titular: CINCO PALABRAS 
IBAN
ES60 1465 0100 9219 0019 2138
Código BIC/SWIFT
INGDESMMXXX

 

Contacto:

asociacion.cincopalabras@gmail.com


2-. PayPal 

 
 

asociacion.cincopalabras@gmail.com





 
 
MIENTRAS TANTO
Obra completa
 
 
 





martes, 2 de agosto de 2016

VOL. V Cuarto año ESPECIAL AGOSTO

Tenemos nuestra nueva página de CINCO PALABRAS, cincopalabras.com, ¡un maravilloso regalo de la vida!  Está en construcción y pronto funcionará al cien por cien. Mientras tanto convivirá con  este humilde blog que tanta felicidad me ha aportado en estos tres años y medio.

El 6 de agosto hará 51 años que Manuela me dio a luz y cada año lo celebro y doy gracias por ello.




Este año, como todos los años desde que comenzamos CINCO PALABRAS, os voy a pedir un regalo de cumpleaños: vuestro ARTE y vuestra LITERATURA.

En agosto hacemos un VOLUMEN ESPECIAL. Durante este mes no damos las palabras semanales y la extensión del relato es como vosotros lo decidáis, sin normas.
De esta manera, vuestros lectores y fans podrán disfrutar de vuestra literatura en grado puro.

Ya he recibido el primer regalo de cumpleaños: el prólogo de Gregorio Cortés, escritor solidario desde que nació CINCO PALABRAS.


Él me acompañó a APASCOVI en Colmenarejo, para conocer a M. Ángeles y Marta que  nos presentaron a todas las personas que componen este Centro Ocupacional y a quienes agradecemos la acogida y el cariño que nos mostraron.

Este volumen es para vosotros, APASCOVI, con la esperanza de que a partir de ahora muchos jardines se llenen de vuestras plantas, vuestras flores y de vuestro amor.




Feliz verano a todos

Aquí tenéis el prólogo y el video que hicimos para APASCOVI





Gregorio Cortés

Escritor solidario


Cuando menos te lo esperas, la vida te da una nueva oportunidad de aprender. Y cuando te da dos de golpe, es para saltar de felicidad.

La primera la estáis leyendo, hasta ahora había estado "jugando" al maravilloso juego solidario de Mar Olayo, hoy me da la oportunidad de escribir sin muletas, gracias Mar.

La segunda ha sido la ocasión de visitar el Centro Ocupacional de la Fundación APASCOVI.
Mientras que la primera opción ha supuesto un gran reto ( y alguna noche en vela), la segunda ha supuesto una gran experiencia y una enseñanza.

Enclavado entre Colmenarejo y el embalse de Valmayor, rodeado de encinares y jarales, el Centro Ocupacional, uno de los que la Fundación APASCOVI tiene en la Sierra Noroeste de Madrid, en el cual se atiende y forma a personas con diversidad funcional.

En un principio, una asociación de familias, fueron cubriendo las necesidades de sus hijos. Hoy tienen como meta la máxima integración de sus familiares.
Para conseguir este fin, disponen de diversos talleres y también participan en el funcionamiento de las instalaciones. Pero lo que más me llamó la atención durante la visita es el cuidado y la dedicación que ponen en sus tareas, la alegría y el orgullo cuando la realizan. Todo ello supervisado por un plantel de profesionales, apoyados por voluntarios. Todos ellos forman más una familia que una institución.

Su principal actividad es la jardinería, cuentan con un vivero y una planta de compostaje, llevan el cuidado de las zonas ajardinadas de Colmenarejo. También disponen de un taller de reciclaje, donde elaboran su propio papel y hacen accesorios de oficina. Y en el simpático "taller de las chuches" hacen estuchados con diversos tipos de golosinas de forma muy artística.
Entramos en Agosto, mes tradicionalmente "vacacionero" en nuestros calendarios. Aprovechamos para hacer lo que durante el resto del año no podemos. Por favor, no dejemos de escribir, ni de ser solidarios, inundemos el blog de relatos. Así haremos un gran regalo a Mar


* Cuelga tu relato en "PUBLICAR UN COMENTARIO"


NOTA: CINCO PALABRAS se reserva el derecho de la publicación de los relatos. 
Se eliminarán relatos ofensivos o insultantes hacia cualquier país, pueblo, animal o persona que puedan herir la sensibilidad del lector.


asociacion.cincopalabras@gmail.com


Titular: CINCO PALABRAS  

IBAN

ES60 1465 0100 9219 0019 2138


Código BIC/SWIFT

INGDESMMXXX




Hace unos días, publiqué este post en Facebook:


"¿Me haces un favor? 

Tengo que escribir un relato solidario largo y no estoy inspirada.
Si me dices cuál es tu palabra preferida, cogeré todas las palabras que reciba y las utilizaré para escribir el relato. Seguro que sale una historia."
Las palabras que me han regalado van escritas en orden y en negrilla.
¡Gracias!



Mar Olayo

Permíteme que te sirva una taza de té.

Siempre quise llamarme Libertad, es la palabra más bonita del diccionario y, para muchos, la mayor mentira. El día que dije a mi padre que me cambiaría el nombre y dejaría de llamarme Francisco para llamarme Libertad, me estampó contra el armario de una bofetada, sin expresar palabra alguna.
Aunque me llamen Paco, tú me puedes llamar Libertad. Aquí tienes el té. Eres la única vecina que me faltaba por invitar.
Llegué a esta ciudad sin saber dónde vivir. Recorría las calles con mi mochila, experimentando una desolación que me abatía. Creí que la ciudad me iba a librar de la tristeza de mi pueblo y me encontré con unos edificios tan grises como las personas que en ellos viven. Cuando vi este bloque de viviendas llamado LIBERTAD y supe que era el lugar donde habitaría. El jardín, aunque como apreciaras no se ve desde aquí, fue lo primero que me llamó la atención. Tan armónico, tan limpio y tan lleno de vida.
No es fácil aprender a vivir en una ciudad cuando tus amigos han sido las ovejas, pero si algo me caracteriza es la constancia y sé que lo conseguiré. No volveré a ese maldito pueblo.
Se te va a enfriar el té. Espera, te quitaré la mordaza. No intentes gritar. Aquí nadie te va a oír.
No fue fácil convencer a los dueños para que me alquilaran este bajo. Todavía recuerdo su cara de risa y sorpresa cuando, mirándome de arriba abajo, se mofaban animándome a volver a mis orígenes,  pues no tenía suficiente clase y dinero para vivir entre ricos. No les guardo rencor, ahora son mis mejores vecinos bajo el suelo de mi cama y  guardan mis sueños. Aprendieron lo que es el respeto a base golpes con mi vara de pastor. Mi hermana Esperanza me la dio con mucho cariño antes de partir, para que me guiara en el paraíso urbano.
¿No bebes? ¿Tal vez prefieras un refresco?
Mi madre me dio un abrazo que no olvidaré. No quería soltarme  porque sabía que si me iba, ya no tendría en quien apoyarse cuando mi padre le pegara. Tuve mucha paciencia, pero ya no podía ser su cómplice y salir a su encuentro y defensa cada vez que ese malparido de sonrisa perversa la agrediera, pateando con energía su humildad y su fuerza de voluntad, como cuando venía borracho cantando con notas desafinadas: ¡Venezuelalibre!
El vecino del primer piso me recordaba a él. Siempre gritando a su mujer, empujándola contra todos los muebles y riéndose de su tamaño. Un día, cuando volvió a casa, ebrio como era habitual, no funcionaba la luz del edificio y sin consciencia alguna se dejó las llaves puestas. No me siento culpable de la transgresión. Empujé la puerta sigilosamente y me abalancé sobre ese perdulario, cuchillo en mano. No le guardo rencor, ahora sé que no nos molestará más.
¡Vivimos en la Era de los Valientes!
Bueno… veo que no tienes ganas de beber. Perdón, no me había dado cuenta, te soltaré una mano para que puedas coger el vaso. No intentes nada.
No creo que la mujer sea el Sexo débil. Sois astutas y calculadoras, supervivientes, y eso os hace más fuerte que nosotros.  Podéis destrozar a un hombre con un maltrato psicológica y subliminal, latente y escondido.
Yo no quería tu amistad, solo que me dejaras usar la piscina privada, pero me mirabas con cara de asco como si oliera a podrido. Tenías un  gran potencial para ser elegida la mejor vecina y ganarte mis abrazos, pero la señorita fina de Tabanco, que reniega de sus raíces, pavonea tramposa su alta alcurnia venida abajo. Albelia te haces llamar cuando tu nombre es Alberta.  ¿Dónde está tu comprensión, tu compasión? ¿Quién te destrozó tu guapa adolescencia para desafinar los acordes de tu cerebro, engalanado ahora con guirnaldas?
Mujer de piel salada, sin pasión ni felicidad, hundida en un mar de falsedades. Locos tintineos de grandeza sin arte ni música corren por tu cabeza. Tú me dices que huelo mal. Tú estás podrida. Ni una auténtica enxebre meiga podría salvar tu alma. ¿No es cierto que usaste tus encantos, a compás de boleros,  para comerte el "berberecho" de tu casero? ¿Cuántas caricias costó tu casa? ¿Cuántos besos robaste sutilmente bajo el bigote de ese desgraciado, que más parecía una virgulilla que un buen mostacho?
Ahora yace bajo el tiesto de albahaca. No podía permitir que siguiera siendo infiel a esa buena mujer, que superaba cada día el reto de vivir con tan despreciable ser. Con la ataraxia que mamé de mi madre, le arranqué su corazón sin tolerancia ni sosiego. Ahora estará ensimismado en otra onda, otra dimensión… en el infierno.
Paciencia, no te agites.
Eres traviesa, no conoces el compañerismo y vives sin ilusión, sin amor. No mereces vivir. La vida es para los valientes, para los que somos libres, por eso me tienes que agradecer que te vaya a conceder la suprema LIBERTAD